Petite Sirah, uniendo México y Canadá

Vino se viene abriendo paso en Canadá a pesar que pocas personas conocen de su producción
Montreal · Publicado el: 11 agosto, 2015

“No sabía que en México se producía vino” es el comentario constante que recibo por parte de mis amigos Canadienses.


“Deberían tener al menos un par de vinos Mexicanos en los resorts que visitamos” me dicen otros. Me imagino que se refieren a esas gigantes cadenas hoteleras que hay en Cancún, Playa del Carmen, Cozumel, Puerto Vallarta, Los Cabos, algunos de los destinos turísticos Mexicanos más visitados por los Canadienses.


“Si voy a México quisiera vivir toda la experiencia Mexicana, no sólo el maravilloso clima, las bellas playas sino la auténtica comida y bebida Mexicana.” Parece coincidir el grupo de aficionados con los que me reuní esta semana.


Otra persona comenta: “me hice fan del Clamato (bebida hecha a base de tomate y caldo de almeja)  gracias a mis vacaciones en México” “Y el Clamato se exporta a Canadá, así que lo sigo consumiendo”


“Lo mismo debería suceder con el vino, me encanta el vino, este vino de México es muy bueno - dice mirando una copa de un Petite Sirah Mexicano - pero ni siquiera sabía de él, porque no veo que ustedes (nosotros los Mexicanos) lo consuman”


Ciertamente lo que haría que México exportara más vino es que produjera más y su mercado interno fuera más fuerte.


De acuerdo con el Consejo Mexicano Vitivinícola, del 100% de la producción de vides en México, sólo el 10% se destina a la producción de vinos, el 90% restante se destina a las uvas de mesa, pasas, jugo de uva y brandy, especialmente éste último.


En 2012 se produjeron 62 millones de litros de vino, de los cuáles el 10% va al mercado extranjero, entre ellos Canadá.


Un vino originario de la península de Baja California, en el Valle de Guadalupe, hecho de la uva Petite Sirah es el que está construyendo el puente entre México y Canadá.


Actualmente se importan más de dos mil cajas anuales de este vino a las provincias de Ontario y Quebec.


Yo lo llamaría un puente gastronómico, la comida Mexicana así como sus ingredientes son bastante populares en ambas provincias. ¿Por qué no combinar el tradicional mole (hecho a base de diferentes chiles, tomate y chocolate) con pollo o puerco, o el cordero en adobo, con un vino Mexicano?


Y precisamente eso hicimos hace un par de días mis amigos Canadienses y yo en un elegante restaurante Mexicano ubicado en el distrito financiero de Toronto, mientras tratábamos de resolver las incógnitas sobre el consumo de Vino Mexicano en México y en el extranjero.


Ordenamos un Petite Sirah de la Bodega L.A. Cetto, Baja California, Valle De Guadalupe y lo disfrutamos con un rico cordero en adobo; otro de mis amigos se decidió por el Chile en Nogada el cual también quedó muy bien con el vino y alguien más escogió un Huachinago a la Veracruzana.


La plática seguía muy animada, porque esa noche entre nuestros amigos estaba el Director de Exportaciones de L.A. Cetto, Luis García García, quien muy animadamente nos platicaba acerca de los éxitos y los retos de esta casa productora.


Sin duda un gran éxito fue haber entrado y permanecer en el mercado Canadiense, Luis cuenta a manera de anécdota cuando se sentó en la mesa de degustación en las oficinas de Shari Mogk-Edwards, Vice President, Merchandising para el LCBO (Liquor Control Board of Ontario) junto con otros postulantes. Shari, Probó uno, dijo no, probó otro dijo no, le tocó el turno a Luis y su agente y les pidió que le dieran algo sobresaliente, entonces probó el Petite Sirah dijo sí, probó el Nebbiolo dijo sí.


La misma escena se repitió en Montreal, esta vez ante los ejecutivos de la SAQ (Quebec Alcohol Corporation, por sus siglas en Francés) quienes quedaron encantados con el Cabernet Sauvignon 2012, Petite Sirah, Private Reserve Chardonnay 2012 y Nebbiolo 2010 todos de la misma bodega.


Sin duda Luis conoce muy bien su trabajo, con más de 20 años trabajando en Exportaciones para la Casa L.A. Cetto y 30 años en la industria, dice que el secreto para exportar es conocer el perfil del cliente, el mercado y encontrar lo que más se acerque a su gustos en materia de vino.


Petite Sirah, (un cruce entre las uvas Syrah  y la uva Peloursin) encontró el éxito en el nuevo mundo fundamentalmente en California Estados Unidos y en la península de Baja California en México. Esta zona vinícola Mexicana de clima mediterráneo, de días cálidos y noches frías, empieza a ser reconocida mundialmente por sus excelentes vinos boutique.


Ontario, buscaba algo nuevo, algo de nicho, y después de varias pruebas de calidad  el Petite Sirah logró entrar en la sección de Vintages Essentials en las tiendas de LCBO en Ontario y en las tiendas SAQ en Quebec.


Yo estoy segura que ambas corporaciones, el LCBO y Quebec están encantados por tener un digno representante de la industria vinícola mexicana en sus estantes. En un país multicultural como lo es Canadá faltaba llenar ese hueco, y lo hizo el Petite Sirah de Baja California, sin duda ha creado el primer puente que cruzarán muchos más vinos Mexicanos en el futuro cercano.


Recuerden que en este blog fomentamos tanto el consumo responsable como el disfrute del vino.


Continuemos esta experiencia la siguiente semana. Para sus dudas y comentarios sigánme en Twitter @YvetteAstorga


De Buena Cepa

Yvette Astorga Apasionada del vino y de los destilados Mexicanos como el tequila y el mezcal. Yvette dejó atrás su carrera professional en la administración de negocios en México para desarrollarse como Embajadora de Marca y Educadora en la industria de vinos y licores.
Publicaciones recientes
Newsletter
Recibe Noticias de la Comunidad Hispana a tu correo electrónico
Quiero recibir: Resumen semanal Promociones para anunciantes
Montreal Hispano is part of the Hispano City™ Network.
Otras Webs en Hispano City CONTACT ADVERTISE
© Copyright 2018 Hispano City™. All rights reserved.