“Ciudad Santuario” carecería de medidas concretas, según organización de inmigrantes

“Solidaridad Sin Fronteras” exige más medidas concretas para que Montreal se convierta en una verdadera “Ciudad Santuario”
Por Nuestra Redacción
Montreal · Publicado el: 27 febrero, 2017

Para Stacey Gomez, representante de la organización sin fines de lucro “Solidaridad Sin Fronteras”, una “Ciudad Santuario” representa un lugar donde “los inmigrantes indocumentados tienen acceso a seguro de salud, educación, y los mismos derechos que los demás, a pesar de su estado migratorio”.


Lamentablemente, Gomez y la organización denuncian que en la declaración de Montreal como nueva “Ciudad Santuario” carecen medidas concretas que otorguen a indocumentados los servicios y derechos que se merecen.


MontrealHispano conversó con Gomez, quien subrayó que, para tener una verdadera “Ciudad Santuario”, uno de los primeros pasos es asegurar que se termine la colaboración entre la policía y la “Agencia Canadiense de Servicios Fronterizos” (Canada Border Services Agency, o CBSA) para detener las deportaciones.


MontrealHispano: ¿Cuáles son algunos de los mayores inconvenientes que afronta un indocumentado en una “Ciudad Santuario”?


Stacey Gomez: Una “Ciudad Santuario” se limita a ejercer el poder de la municipalidad. En el caso de Montreal, lo más concreto que la ciudad ha aceptado hacer es asegurar que servicios municipales (como viviendas públicas, bibliotecas y despensas comunitarias) sean accesibles a todos sin importar su estado migratorio. Sin embargo, la ciudad aún necesita trabajar más para que todo esto sea una realidad. Lo que falta en la declaración de la “Ciudad Santuario” son medidas concretas que aseguren que SPVM (cuerpo policíaco de Montreal) deje de colaborar con los oficiales de la CBSA. En este momento, un delito menor puede llevar a que alguien sea deportado. La declaración deja que el comité de seguridad pública de la ciudad examine cómo debe interactuar la policía con los inmigrantes. “Solidaridad Sin Fronteras” reconoce estas limitaciones, por lo que declarar a Montreal una “Ciudad Santuario” es más que nada un acto simbólico que podría crear un falso sentido de seguridad para personas que no tienen estado migratorio. Aceptando así que la “Ciudad Santuario” tiene sus limitaciones, “Solidaridad Sin Fronteras” recomienda la idea de una “Ciudad Solidaria”, que incluiría educación universal, acceso a seguro de salud, y el cese de la colaboración con la CBSA.


MH: ¿Deberían los indocumentados temerle a la policía de Montreal, a pesar de las nuevas declaración?


SG: La declaración no menciona medidas tangibles que aseguren que SPVM no colaborará con la CBSA, lo cual significa que la deportación sigue siendo un peligro para algunos. Aunque el comité de seguridad pública de la ciudad examinará la relación entre SPVM y CBSA, no se sabe cuánto tiempo demorará el proceso. Además, si se aplica una política de “no preguntes, no digas”, no está claro si la policía la respetará.


 






 


MH: ¿Cómo podría Montreal mejorar lo que la ciudad de Toronto ha estado haciendo con respecto a los indocumentados?


SG: En Toronto, se supone que la policía no debe preguntar a víctimas, testigos o acusadores sobre su estado migratorio, pero lo hacen de todas maneras y mandan la información a CBSA, la cual puede posteriormente detener y deportar a estas personas. La ciudad de Montreal debe tomar medidas concretas que aseguren que la policía no colabore con CBSA, incluyendo también maneras de sancionar a los oficiales que lo hacen.


En lo que respecta a la educación, aunque hemos tenido muchos compromisos a nivel provincial que declararon que niños indocumentados podrían ir a la escuela sin problemas, hay muchos que todavía no tienen este beneficio. Debe hacerse un seguimiento a los compromisos que se han hecho. Es interesante, sin embargo, que el consejo municipal se haya comprometido a demandar que el gobierno de Quebec revise sus políticas de servicios provinciales (como seguro de salud para indocumentados), así que veremos si algo bueno sale de eso.


Finalmente, una petición importante para “Solidaridad Sin Fronteras” es regularizar, sin discriminación alguna, a todas las personas sin estado migratorio determinado, y esto es algo que tiene que suceder a nivel federal. En la declaración, el consejo municipal se comprometió también a pedir al gobierno federal poner un programa de regularización, así que tal vez sí hay algo que la municipalidad pueda hacer.


MH: ¿Necesita Canadá un cambio en su política de inmigración, en parte debido a la cantidad de refugiados llegando desde EEUU?


SG: Desde hace mucho tiempo, Canadá ha necesitado un cambio a su política de inmigración de una manera que es inclusiva y no discriminatoria. Debido a la situación en EEUU, estamos viendo un incremento en el número de refugiados que cruzan la frontera entre ambos países a pie, bajo condiciones muy peligrosas, y esto incluye a la frontera de Quebec. Debido al acuerdo del “Tercer País Seguro” con EEUU, la gente que busca asilo o refugio deben hacerlo en el primer país al que llegan. De esta forma, cuando llegan a Canadá de manera legal, se les devuelve a EEUU para hacer su petición de asilo ahí. Por esta razón, “Solidaridad Sin Fronteras” pide al gobierno canadiense que abran las fronteras a los refugiados e indocumentados y den por terminado el acuerdo con EEUU.


El acceso a los servicios municipales para personas sin estado migratorio es, sin duda, algo bueno. Aun así, eso es sólo parte de lo que significa vivir en una “Ciudad Santuario”. El cese de la colaboración entre la policía y los agentes de CBSA debe suceder en cualquier “Ciudad Santuario”, pero aún no tenemos medidas en Montreal que aseguren esto. Cuando las personas piensan en una “Ciudad Santuario”, lo que se imaginan es un lugar donde los indocumentados pueden sentirse a salvo. Sin embargo, ese no es el caso en Montreal, donde todavía pueden ser deportados y no tienen los mismos derechos que los demás.


MH: ¿Esta medida es resultado del oportunismo político por parte del alcalde de Montreal, Denis Coderre?


SG: Esta nueva declaración llegó tras un tweet de Coderre a Donald Trump, donde el alcalde erróneamente alardeó de Montreal como una “Ciudad Santuario” que da la bienvenida refugiados e inmigrantes. Esto sucedió cuando había mucha atención internacional en EEUU por sus políticas opresivas de inmigración. Al ejercer esta declaración, Coderre se aprovechó del contexto político y se posicionó como alguien que se preocupa por los derechos de los refugiados e inmigrantes, aunque la declaración misma es mayormente simbólica.


 





 


Publicaciones recientes
Newsletter
Recibe Noticias de la Comunidad Hispana a tu correo electrónico
Quiero recibir: Resumen semanal Promociones para anunciantes
Montreal Hispano is part of the Hispano City™ Network.
Otras Webs en Hispano City CONTACT ADVERTISE
© Copyright 2018 Hispano City™. All rights reserved.