¿Problemas en asuntos de inmigración? Conoce la labor de la Corte Federal de Canadá

¿Ha sufrido de discriminación, atentan contra su religión? Conoce la Corte Federal de Canadá
Montreal · Publicado el: 12 febrero, 2015

El mes de febrero ha comenzado de una forma muy positiva en materia migratoria, específicamente al comprobar que los jueces de la Corte Federal de Canadá, a pesar de ser nombrados por el gobierno y en muchos casos pertenecer al partido en el poder, al momento de dar los fallos de los casos que juzgan ponen su ideología política de lado y son imparciales en sus decisiones.


En este espacio hemos hablado acerca de la discriminación a la que son sujetos personas que quieren hacer su vida en Canadá y solicitan la residencia permanente, pero que no califican porque el sistema de inmigración Canadiense se ha volcado a dar preferencia a personas que vienen de países de habla inglesa y francesa. Esto es evidente por el peso que se le da al factor de los idiomas oficiales en la mayoría de los programas migratorios.


En los últimos meses hemos estado viendo que hasta a las personas que están haciendo un trámite para un permiso de trabajo se les está pidiendo exámenes de inglés o francés, a pesar de que no hay ninguna sección en los reglamentos que lo exija.


Entonces, cuando el gobierno impone medidas que atentan contra la igualdad y en muchos casos contra la misma Constitución Canadiense, la opción que queda es llevar los casos ante la Corte Federal y de ser necesario hasta la Corte Suprema de Canadá. Y esto es exactamente lo que está sucediendo con muchos de los cambios de ley que ha estado implementando el gobierno durante los últimos años.


Uno de estos casos fue la reciente decisión de la Corte de Apelaciones con respecto al proceso de patrocinio de padres y abuelos, a los cuales se les da la prioridad más baja en términos de procesamiento. Por ejemplo, un caso de matrimonio procesado en el Consulado Canadiense en París toma 8 meses, pero un caso de padres o abuelos en el mismo consulado toma 62 meses. Un caso de matrimonio en el Consulado Canadiense en la ciudad de México toma 17 meses, mientras que un caso de patrocinio de padres y abuelos toma 65 meses.


Un profesor universitario inició el proceso de patrocinio de sus padres, y al darse cuenta de la diferencia de trato entre un tipo de patrocinio y otro, presentó una queja ante la Comisión de Derechos Humanos alegando discriminación en el patrocinio de padres. La Comisión falló en contra del profesor y éste llevó el caso ante la Corte Federal. Aquí, la Corte dictaminó que sí hubo discriminación por parte del Departamento de Inmigración y que la Comisión de Derechos Humanos estaba errada, por lo que ésta tendrá que evaluar el caso nuevamente y emitir un nuevo fallo.


Este caso es de suma importancia para todas aquellas personas que están en proceso de traer a sus padres y abuelos, dado que un periodo de espera de 5 o más años es inaceptable. En este sentido, esta decisión puede forzar al gobierno a realizar un cambio de política de procedimientos que sea más justa.


Otro caso muy interesante que fue decidido por la Corte Federal recientemente fue el de una mujer a quien se le quería obligar a descubrirse la cara durante su juramentación para la ciudadanía Canadiense. Esto va en contra de su derecho de practicar su religión, lo cual está garantizado por la Constitución Canadiense.


En el expediente del caso se encontró una nota que decía: “El Ministro (en ese momento Jason Kenney) quiere que esto se haga aunque no haya una base legislativa para hacerlo, y el usará su privilegio para dictar este cambio de política”. En pocas palabras, el Ministro quería que eso se hiciera tuviese o no una base legal.


Esta actitud ha permeado casi todos los cambios de ley que se han dado en los últimos años, pero por suerte tenemos abogados y jueces comprometidos con la justicia, quienes están peleando para que se reviertan estas leyes retrogradas.


La semana pasada se presentó un nuevo caso ante la Corte Federal en el cual también se acusa al gobierno de discriminación en contra de los trabajadores de países que no son anglófonos o francófonos, alegando que para calificar para la residencia permanente deben tener un nivel de inglés o francés elevado.


La mayoría de estos trabajadores han estado laborando en Canadá entre dos y ocho años con permisos de trabajo. Han sido excelentes trabajadores, quienes a pesar de no tener un nivel de inglés elevado han desarrollado sus funciones sin dificultades y además ya se han establecido en Canadá. Aún no sabemos si este argumento será o no válido para la Corte, pero es importante que estos abusos por parte del gobierno salgan a la luz.


El año pasado la corte federal también fallo en contra del gobierno en el caso de haberle quitado los beneficios médicos a los refugiados y les ordeno reintegrar los beneficios.


También sería muy interesante ver una demanda ante la Corte Federal hecha por los trabajadores calificados y los estudiantes internacionales que han llegado a Canadá en los últimos años. En ambos casos ellos llegaron con el conocimiento y la expectativa de que después de trabajar en Canadá durante un año podrían iniciar su trámite para la residencia permanente.


En el caso de los estudiantes internacionales, ellos/as pagan tres veces más por estudiar en Canadá que los jóvenes Canadienses o residentes permanentes, y la gran mayoría lo hace con el objetivo de obtener la residencia permanente. Incluso hay que notar que en muchos casos, y dependiendo de la carrera que siguieron, invirtieron hasta más de cien mil dólares en sus estudios.


Sin embargo, en enero del 2015 el gobierno comenzó a funcionar con el nuevo sistema de procesamiento, el Express Entry, y todos los trabajadores temporales y estudiantes internacionales en el país perdieron la seguridad de que sus casos serán procesados. En este sentido, obviamente perdieron sus inversiones.


Canadá aún necesita traer entre 250,000 y 265,000 inmigrantes para el 2015, y se estima que se requiere alrededor de un millón de trabajadores de mano de obra especializada a través del país. Los cambios y restricciones que está implementado el gobierno parecen no estar hechos para parar la inmigración, definitivamente no, pero sí parecieran estar diseñados con el solo propósito de parar la inmigración de trabajadores de ciertas nacionalidades.


 




 






 


Inmigrando a Canadá

Vilma Filici

Vilma Filici, es una renombrada especialista con más de 30 años de experiencia en el rubro de Inmigración. A través de este blog, la asesora ofrecerá noticias y artículos de interés sobre este importante tema para nuestra comunidad. Puedes contactarte al correo [email protected]

Publicaciones recientes
Newsletter
Recibe Noticias de la Comunidad Hispana a tu correo electrónico
Quiero recibir: Resumen semanal Promociones para anunciantes
Montreal Hispano is part of the Hispano City™ Network.
Otras Webs en Hispano City CONTACT ADVERTISE
© Copyright 2018 Hispano City™. All rights reserved.