Niños indocumentados sí pueden estudiar en Canadá

Ley de Educación ampara a niños menores de 18 años y permite que estudien los indocumentados
Montreal · Publicado el: 16 septiembre, 2015

El martes de la semana pasada comenzaron a asistir los niños a las escuelas, así como también los muchachos que van a las universidades y colleges, y una gran preocupación que reina en la comunidad de personas indocumentadas y en la de las personas que aún no tienen su estatus definido a pesar de que ya iniciaron algún proceso migratorio, es si envían o no a sus hijos a la escuela.


Lo primero que deben saber es que como regla general toda persona que quiere estudiar en Canadá, ya sea niños, adolescentes o adultos, debe tener un permiso de estudio para poder hacerlo. En esa lógica, ¿qué sucede con los niños que se encuentran en el país sin estatus legal?


Aquí es importante saber que la Ley de Educación dice claramente que todo niño menor de 18 años de edad tiene que estar estudiando, esto incluye tanto a los niños hijos de ciudadanos canadienses y residentes permanentes, como también a los niños hijos de las personas que se encuentra en el país de forma indocumentada.


Este aspecto lo deja bien claro el Acta de Educación, sin embargo, el Acta de Inmigración no lo plantea en ninguno de sus apartados pero tampoco dice que los niños sin estatus en el país no pueden estudiar, por lo que hay un vacío legal que permite que estos niños puedan asistir a la escuela.


Ahora bien, el temor de muchos padres de familia que se encuentran en esa situación es, con toda razón, que sus hijos pueden ser arrestados por la Agencia de Servicios de Frontera de Canadá (CBSA) en el momento en que estén en la escuela. Sin embargo, esta posibilidad prácticamente no existe dado que hay un compromiso entre el Ministerio de Educación de la Provincia de Ontario y la CBSA de que esto no va a suceder, el cual data desde el año 2006.


Lo que sucedió ese año fue que dos niños fueron arrestados por la CBSA en una escuela, en un intento de llegar a los padres de estos que se encontraban viviendo de forma indocumentada en Canadá. Ante esa situación hubo una protesta pública muy grande, la cual obtuvo mucha cobertura de parte de los medios de comunicación, y se llegó a este acuerdo, por lo cual las personas que viven sin estatus en el país pueden tener la tranquilidad de que en ningún momento la CBSA va a llegar a las escuelas a detener a sus hijos, así como también deben tener la certeza de que la administración escolar no va a permitir que se saque a los niños de las escuelas por el simple hecho de ser indocumentados.


Esta preocupación también la tienen las personas que se encuentran en Canadá con un proceso migratorio ya iniciado, ya sea por Razones Humanitarias o por matrimonio, por ejemplo personas que se casaron con un residente permanente o ciudadano canadiense y que tienen niños en edad escolar. La preocupación es porque dado que sus casos todavía no han sido aceptados técnicamente sus hijos aun no tienen derecho a asistir a la escuela.


Estos padres de familia deben saber que el Ministerio de Educación ha establecido la política de que si se puede comprobar que efectivamente existe una solicitud migratoria en proceso, y que se han pagado los aranceles a Inmigración para la solicitud de Residencia Permanente, los niños pueden ser aceptados en las escuelas.


Para esto, lo que deben hacer es presentar pruebas del proceso, como por ejemplo las primeras páginas de la solicitud para la Residencia Permanente, y el comprobante de que se ha hecho el pago para la solicitud.


Los niños de padres que se encuentran en Canadá con permisos de trabajo no necesitan tener un permiso de estudios para asistir a la escuela primaria o secundaria. Ha habido casos en que las escuelas les han dicho que no pueden ser registrados sin antes tener el permiso de estudios, pero esto es incorrecto. Si alguien se encuentra en esa situación deben exigir que se les permita a los niños asistir a la escuela. Es una buena idea llevar una copia de la sección 30 (2) de la Ley de Inmigración o una copia de la página de Inmigración donde claramente indica este punto.


En relación a los estudiantes mayores de 18 años de edad que están con permiso de estudio y estudian en una institución pública o una institución que tiene un acuerdo firmado con el gobierno federal, se les permite trabajar por 20 horas semanales durante el año escolar y tiempo completo en vacaciones.


Anteriormente, para poder trabajar fuera del campus universitario o del college era necesario tener un permiso de trabajo, pero ahora los estudiantes internacionales pueden trabajar en cualquier lugar sin tener un permiso de trabajo, únicamente con el permiso de estudio.


Es importante señalar esto porque los Estudiantes Internacionales se encuentran en una posición privilegiada en comparación con las personas que están en Canadá con una visa de visitantes u otro estatus temporal, porque pueden trabajar durante 20 horas semanales durante todo el proceso de estudio y además obtener un permiso de trabajo abierto al finalizar sus estudios.


Hay que hacer la salvedad de que esta posibilidad no es para las personas que vienen a estudiar inglés o francés como segundo idioma, sino que es para personas que vienen a sacar un certificado, un diploma, una licenciatura, una maestría o un doctorado. Estas personas, después que terminen de estudiar, tienen 90 días para hacer una solicitud para un permiso de trabajo, el cual puede ser de uno o tres años dependiendo de la duración de sus estudios.


Por ejemplo, si el curso dura un año, entonces el permiso de trabajo que obtendrán será de un año, si el curso dura dos o más años, entonces obtendrán un permiso de trabajo de tres años. Y luego de haber trabajado en el país, pueden solicitar la residencia permanente.


Este beneficio aplica tanto a los estudiantes internacionales como también a cualquier persona que trabaje con un permiso de trabajo por un año en una ocupación que caiga dentro de los códigos “0” “A” o “B” del Diccionario Nacional Ocupacional, es decir empleos de tipo gerencial y profesiones que requieren haber estudiado universidad o college, o mano de obra especializada que requiere estudios o entrenamiento.

Si una persona trabaja con un permiso de trabajo durante un año en alguna de estas ocupaciones, entonces tiene la posibilidad de iniciar su trámite para la Residencia Permanente bajo el programa llamado Canadian Experience Class.


Además de haber trabajado durante un año, la persona debe tener un nivel de inglés o francés avanzado, corroborado por un examen hecho en una de las instituciones aprobadas por el gobierno canadiense, las cuales son el IELTS (International English Language Testing System) y el CELPIP (Canadian English Language Proficiency Index Program) en inglés, o la Alianza Francesa en francés.


Si la persona reúnen estos tres requisitos: trabajar un año en una de las ocupaciones mencionadas, hablar inglés y haber hecho los exámenes correspondientes, entonces puede poner su perfil en el Express Entry, que es el sistema de procesamiento en estos momentos y puede ser invitado a continuar con el proceso de residencia permanente.


Inmigrando a Canadá

Vilma Filici

Vilma Filici, es una renombrada especialista con más de 30 años de experiencia en el rubro de Inmigración. A través de este blog, la asesora ofrecerá noticias y artículos de interés sobre este importante tema para nuestra comunidad. Puedes contactarte al correo [email protected]

Publicaciones recientes
Newsletter
Recibe Noticias de la Comunidad Hispana a tu correo electrónico
Quiero recibir: Resumen semanal Promociones para anunciantes
Montreal Hispano is part of the Hispano City™ Network.
Otras Webs en Hispano City CONTACT ADVERTISE
© Copyright 2018 Hispano City™. All rights reserved.