Hombres de negocios son bienvenidos en Canadá

11 provincias canadienses cuentan con programas de inmigración para empresarios
Montreal · Publicado el: 19 enero, 2015

A pesar de que los programas de inmigración más ampliamente difundidos son los relacionados con profesionales, las personas de negocios tienen también muy buenas opciones de inmigrar a Canadá.


Once de las trece provincias y territorios canadienses cuentan con programas diseñados para personas de negocios. Cada uno de estos programas requiere que el solicitante tenga un patrimonio mínimo -determinado por la provincia – y que haga una inversión mínima -igualmente establecida por la provincia- para empezar un negocio, comprar uno existente o invertir en uno que ya se encuentra en funcionamiento.


Los requisitos de cada provincia en términos de patrimonio e inversión son distintos y los criterios de elegibilidad del candidato –experiencia, edad etc.- para solicitar la nominación provincial también varían. Sin embargo, en términos generales lo que las provincias buscan son personas con capital disponible para invertir en un negocio que permita la creación de empleo y que tengan la experiencia necesaria para manejar y sacar adelante el negocio que compren, inicien o en el que inviertan.


Los montos de inversión requeridos varían entre $150,000 CAD y $10 millones CAD dependiendo de la provincia y la categoría. La clase de negocios permitidos bajo estos programas de nominación provincial dependen en alguna medida de los renglones económicos de mayor crecimiento o desarrollo en cada provincia en particular, sin embargo,  hay algunas provincias para las cuales el renglón económico del que haga parte el negocio es irrelevante, lo que buscan es que se cumpla con los requisitos de inversión, generación de empleo e involucramiento del solicitante en el manejo diario de la empresa.


Estos programas de negocios no son programas de inversión en los cuales se le entrega al gobierno un monto de dinero para que este sea administrado por un fondo de inversiones.  Las inversiones pasivas, como comprar propiedades para la renta –por ejemplo- no son permitidas normalmente bajo estos programas a menos de que estas propiedades sean complejos o unidades de viviendas para el cuidado de ancianos, personas con discapacidades o con necesidades especiales y que el negocio como tal sea el de prestar servicios a este grupo de personas. Los programas de negocios requieren que efectivamente se lleve a cabo el plan presentado a la provincia y que la empresa como tal sea puesta en funcionamiento.  Varias de las provincias cuentan con mecanismos para evaluar y asegurarse del cumplimiento de esta condición.


Quienes solicitan la residencia permanente bajo una nominación provincial reciben inicialmente un permiso de trabajo con el cual pueden llegar a Canadá a iniciar los trámites pertinentes para la puesta en marcha del negocio, mientras se procesa la residencia permanente como tal.


002_entrenota_inmigracion.png


Hay una categoría de negocios que, aunque no conduce directamente a residencia permanente, puede conducir eventualmente a ella.  Esta categoría – más dirigida a empresas que a empleados – es para compañías que quieren abrir una sucursal en Canadá y para ello envían a uno de sus altos ejecutivos a hacerlo. Abrir una sucursal en Canadá no requiere de un monto mínimo de inversión establecido y el tipo de negocio no está limitado a un renglón económico en particular. Cualquier empresa que pueda demostrar que tiene una intención y razón genuinas para abrir operaciones en Canadá puede hacer uso del programa de transferencias empresariales.


El ejecutivo -que puede ser el dueño o una persona en una alta posición gerencial- que sea enviado a Canadá a abrir operaciones de la empresa, vendría al país con un permiso de trabajo a través del cual podría eventualmente cumplir con los requisitos mínimos para presentar una intensión de inmigración a través del sistema Express Entry (EE).


Contar con un permiso de trabajo y trabajar en Canadá facilita el cumplimiento con el requisito de calificación bajo uno de los tres programas manejados por el EE: Trabajadores Calificados, Ocupaciones Calificadas y Experiencia Canadiense; que es la condición inicial que debe cumplir cualquier persona que esté interesada en inmigrar a Canadá bajo la categoría económica.


El hecho de trabajar en Canadá en un trabajo calificado garantiza un puntaje alto en ciertos criterios que muy seguramente se verán reflejados en la obtención de una posición privilegiada en el escalafón de solicitantes del EE. Trabajar en Canadá por un año con un permiso de trabajo, en un trabajo calificado, puede representar hasta 190 puntos  en la matriz de calificación del EE –dependiendo de si el candidato es soltero o casado, del tiempo que haya trabajado en Canadá, del dominio que tenga del idioma y de si tiene experiencia laboral fuera de Canadá – .  Es decir que de un máximo posible de 600 puntos el tener experiencia laboral en Canadá –combinado con otros factores- puede representar casi un tercio del máximo de puntos del nuevo sistema de manejo de solicitudes de residencia permanente (EE)


Bien sea a través de uno de los programas de negocio provinciales o a través de la transferencia empresarial para abrir operaciones en Canadá, la creación de empresa en el país es una opción a tener en cuenta cuando se evalúa la posibilidad de inmigrar.  El monto de la inversión puede ser –en caso de los programas de nominación provincial- tan bajo como $150,000 CAD o aún menos si se trata de abrir una sucursal en Canadá bajo el programa de transferencias empresariales.


Publicaciones recientes
Newsletter
Recibe Noticias de la Comunidad Hispana a tu correo electrónico
Quiero recibir: Resumen semanal Promociones para anunciantes
Montreal Hispano is part of the Hispano City™ Network.
Otras Webs en Hispano City CONTACT ADVERTISE
© Copyright 2018 Hispano City™. All rights reserved.