¿Es cierto que la residencia canadiense será inmediata para parejas de canadienses?

La residencia para las parejas patrocinadas no es automática, deben cumplir con todos los requisitos
Montreal · Publicado el: 10 marzo, 2016





 


Generalmente, cuando hay anuncios sobre cambios a los programas de Inmigración, suele crearse un poco de confusión en la ciudadanía hasta que finalmente dichos anuncios son expuestos en detalle y sus alcances quedan en claro.


Es así que el anuncio hecho por el Ministro de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía, John McCallum, con respecto a las personas que patrocinan a sus esposos, esposas o parejas en unión libre, ha causado mucha confusión no solamente porque el anuncio no fue muy claro sino también porque algunos medios, al no entender con claridad qué es lo que significaba lo que se estaba anunciando, crearon mucha más confusión y expectativas en las personas que se encuentran haciendo patrocinios de pareja.


En este sentido, a pedido de muchas personas, quiero clarificar esta confusión creada con respecto a los patrocinios de pareja.


En el anuncio que dio el Ministro de Inmigración, dijo que de ahora en adelante las personas que lleguen a Canadá patrocinadas por su pareja van a llegar con la residencia permanente. Y esto fue precisamente lo que generó el problema, porque aparentemente muchos parecen haber entendido que cualquier persona que sea patrocinada en cualquiera de las categorías mencionadas anteriormente, puede obtener la residencia permanente al momento de llegar a la frontera o al aeropuerto.


De hecho, algunos de mis clientes, para quienes estamos haciendo este proceso, me llamaron muy contentos diciéndome que el anuncio significaba que a sus parejas ya les iban a dar la residencia permanente, que ya no tenían que seguir esperando.


También, otras personas nos han contactado en mi oficina preguntando si pueden traer a sus parejas como visitantes, y si al llegar al aeropuerto les darían  automáticamente la residencia permanente.


La respuesta a ambas preguntas es un NO categórico. Las personas que están siendo patrocinadas como parejas deben pasar por todo el proceso migratorio normal que debe hacer cualquier persona, es decir:




  • Deben ser seleccionadas bajo la categoría que estén haciendo el trámite,


  • Pasar por el chequeo médico y por el chequeo de seguridad, que son parte de cualquier proceso migratorio,


  • Deben esperar los tiempos de procesamiento a los cuales ya estamos acostumbrados. Estos varían entre 12 y 36 meses dependiendo si la solicitud se hace desde dentro o fuera de Canadá, y dependiendo también del consulado a través del cual se tramita.


Realmente lo que ha cambiado después del anuncio en el caso de los patrocinios de pareja no es el proceso en sí, ni son los tiempos de espera, sino que lo que ha cambiado es que se ha eliminado la “condición” que había establecido el gobierno anterior.


Hay que recordar que el gobierno conservador impuso una condición a la residencia permanente de las personas patrocinadas como pareja, la cual fue impuesta para tratar de disuadir a los extranjeros de involucrase en relaciones de conveniencia o fraude migratorio al casarse con ciudadanos canadienses o residentes permanentes simplemente para obtener la residencia en Canadá.


En este sentido, lo que hizo el anterior gobierno fue establecer que cualquier persona que estaba siendo patrocinada por su pareja llegaba a Canadá con una residencia permanente condicional, la cual le daba a la persona todos los mismos beneficios de una residencia permanente, pero tenía como condición vivir con el patrocinador o patrocinadora por un periodo de dos años, y de no hacerlo podía perder la residencia permanente y ser deportado.


Pero esta regla condicional tenía excepciones, como por ejemplo, si la pareja tenía niños o si habían vivido juntos por lo menos durante dos años antes de iniciar el trámite, la condición les era eliminada. De igual forma, también aplicaba si el patrocinador moría antes de los dos años o si abusaba del patrocinado, ya fuera de forma física, psicológica, sexual o financiera.


Es decir que en un caso de abuso el patrocinado no tenía que vivir durante esos dos años con la persona que lo trajo, sin tener el temor de perder la residencia permanente.


De hecho, uno de los problemas fundamentales que ocasionó esta residencia condicional fue precisamente que el tener que vivir con el patrocinador durante dos años exponía a muchas personas, que no tenían conocimiento de las excepciones, a vivir una situación de violencia y abuso intrafamiliar, porque pensaban que si dejaban al patrocinador iban a perder la residencia y ser deportados.


Porque, aunque existían estas excepciones, no todas las personas patrocinadas estaban al tanto de la información y por lo tanto en muchas situaciones permanecían siendo víctimas de abuso ante el temor de perder el estatus.


Otro problema muy serio que ocasionó esta residencia condicional fue que el abuso hacia el residente permanente o ciudadano canadiense en realidad no cambió, es decir que no lograron disuadir a las personas que tenían intenciones fraudulentas de no establecer relaciones por interés migratorio.


Porque cuando el gobierno anterior creó esta ley, la intención supuestamente fue que si una persona debía fingir una relación por dos años probablemente no se involucraría en este tipo de situaciones, sin embargo, parece que el gobierno subestimó la capacidad creativa de las personas con mentalidad delictiva.


Estos artistas de la delincuencia no sólo continuaron fingiendo la relación con el residente o ciudadano canadiense, sino que estaban muy bien empapadas de las excepciones a la regla de permanecer con el patrocinador por dos años, y, por tanto, en muchas instancias, tan pronto como llegaron al país comenzaron a tener problemas con sus patrocinadores y hasta los acusaron ante la policía con cargos de abuso. Así, muchos residentes y ciudadanos canadienses terminaron con cargos criminales en su contra.


En este sentido, residentes y ciudadanos canadienses no solamente terminaron heridos en su amor propio por haber sido víctimas de un fraude migratorio, sino que además algunos acabaron con record criminal generalmente sin merecerlo.


Recapitulando, es importante tener en cuenta que a la luz del anuncio hecho recientemente por el Ministro McCallum, cuando se tramita un patrocinio de pareja el patrocinado aún debe pasar por todo el proceso migratorio estándar. Lo único que ha cambiado es que ahora ya no existe una residencia condicional por dos años, sino que la persona llega a Canadá con la residencia permanente plena. Pero reitero, tienen que pasar por todo el proceso y esperar los tiempos ya establecidos para poder obtener la residencia permanente en Canadá.


Publicado: 10/03/2016


También te puede interesar:




 





Mucho cuidado con las compañías o personas que ofrecen puestos de trabajo e incluso residencias permanentes en #Canadá usando nombres de instituciones o profesionales certificados en inmigración.


Posted by Montreal Hispano on sábado, 5 de marzo de 2016




 


Inmigrando a Canadá

Vilma Filici

Vilma Filici, es una renombrada especialista con más de 30 años de experiencia en el rubro de Inmigración. A través de este blog, la asesora ofrecerá noticias y artículos de interés sobre este importante tema para nuestra comunidad. Puedes contactarte al correo [email protected]

Publicaciones recientes
Newsletter
Recibe Noticias de la Comunidad Hispana a tu correo electrónico
Quiero recibir: Resumen semanal Promociones para anunciantes
Montreal Hispano is part of the Hispano City™ Network.
Otras Webs en Hispano City CONTACT ADVERTISE
© Copyright 2018 Hispano City™. All rights reserved.