Cambios excluyentes para reunificar familias

Solo las familias que ganen mucho dinero podrán traer a sus padres y abuelos a residir a Canadá
Montreal · Publicado el: 16 mayo, 2013

Todos quienes trabajamos en el área migratoria en Canadá sabíamos que cuando el Ministro de Inmigración anunciara la reapertura del programa de patrocinio de padres y abuelos, éste tendría muchos cambios. Sin embargo, creo que nadie pensó que los cambios serían tan excluyentes y que pondrían la eficacia en los procesamientos antes que en los afectos de las familias y la reunificación familiar.


Este último punto es particularmente importante dado que la Sección 3 del Acta de Inmigración de Canadá, que es la sección que habla de los objetivos de la Ley de Inmigración, establece que uno de los objetivos de la ley es que “las familias se puedan reunificar en Canadá”.


Ahora, después de los cambios anunciados por el Ministro de Inmigración, Jason Kenney, este objetivo deberá ser reescrito y deberá decir que “sólo las familias con dinero y que no causen mucho problemas administrativos al país podrán reunificarse”.


El Ministro de Inmigración justificó los cambios a este programa diciendo que “es importante que continuemos progresando y no regresemos al sistema roto cuando los tiempos de procesamiento podían tomar una década. Eso sería injusto para las familias”. Pero realmente, si no fuesen tan trágicos los cambios que ha hecho al programa de patrocinio de padres y abuelos, esta afirmación sería cómica.


La realidad es que el programa, con todos los cambios anunciados, es tremendamente injusto para la clase media y para la clase trabajadora del país.


Estos cambios al programa de patrocinio de padres y abuelos fueron anunciados el 10 de mayo, irónicamente justo dos días antes del Día de la Madre. Y uno de los cambios es que para ser considerado como dependiente de los padres que están siendo patrocinados, los hijos deben ser menores de 19 años, sin importar si son estudiantes dependientes de los padres. La única excepción son los hijos dependientes de los padres por razones médicas, quienes aún podrán ser incluidos.


En el análisis que hace el gobierno, no ve esto como una exclusión de los hijos mayores de 19 años puesto que, según los burócratas, estos jóvenes podrán llegar a Canadá bajo el programa para estudiantes internacionales y luego podrán obtener la residencia. Pero esta opción sólo es real para aquellas personas que puedan pagar entre $20.000 y $30.000 por año para que sus hijos estudien en un Colllege o una universidad en Canadá.


Para entender la magnitud de los cambios hay que considerar que cuando se presentan los patrocinios de padres y abuelos se sigue la tabla de los Valores Límites de Ingresos Bajos (Low income cut-offs, LICO) que es establecido por el gobierno al principio de cada año. Pero ahora, el Ministro le agregó un 30 por ciento a esta cifra que la familia debe tener en ingresos para poder hacer un patrocinio.


Cuando se busca el monto de ingresos que la familia debe tener se debe considerar cuántas personas viven en la familia. Por ejemplo, en mi familia seríamos mi esposo, mis dos hijos y yo, es decir cuatro personas, y después tenemos que contar los padres y todos sus hijos dependientes, vengan o no vengan a Canadá.


Si no hay hijos dependientes serán una o dos personas. Por lo tanto, si en mi familia se quiere patrocinar a uno de mis padres deberemos ganar $63,832 al año cuando empiece el nuevo programa. En este momento solamente son $49,102. Si queremos patrocinar a ambos padres, en este momento se requieren ingresos anuales de $56,000, pero a partir de enero deberíamos ganar $71,901.


Pero el problema no se queda solamente en el incremento del 30 por ciento en el monto de dinero que el patrocinador y el copatrocinador tienen que demostrar que ganan, sino que también en el hecho de que, hasta este momento, sólo hay que demostrar ese ingreso por un período de 12 meses, pero a partir de cuando inicie el programa nuevamente se va a tener que demostrar el nuevo ingreso por un periodo de tres años antes de hacer el patrocinio.


En este sentido, si hubo un embarazo, si hubo algún problema, si hubo desempleo por algún período, etc., la persona deberá empezar de cero nuevamente y esperar esos tres años para poder hacer el patrocinio.


También, si en algún momento el Departamento de Inmigración llegara a pensar que la persona no puede cumplir con el monto de dinero requerido, contactarán con los patrocinadores y les van a pedir que prueben de nuevo esos tres años de ingresos para poder seguir adelante con el procesamiento del caso. Y la demostración de los ingresos solamente se podrá hacer con documentación proveniente de la Agencia Revenue Canada, dado que según el ministro Kenney ha habido mucho fraude en el pasado.


Otro cambio en el programa es que en el pasado los patrocinadores tenían una responsabilidad por sus padres, abuelos y dependientes durante diez años, pero ahora ese periodo se ha aumentado a 20 años, y la justificación que da el gobierno es que son ancianos, que van a ocupar los servicios de salud, los servicios sociales, y que muchos de estos padres terminan en asistencia social. En esa lógica, extendiéndolo a 20 años van a impedir que pidan asistencia social.


Estos cambios van a entrar en efecto el 1 de enero del 2014, pero para quienes ya han presentado sus solicitudes, los casos van a ser procesados bajo la vieja ley. Esto significa que la edad de dependencia va a seguir siendo de 22 años y que si son estudiantes se va a honrar esa ley, pero cualquier caso nuevo va a ser procesado bajo las nuevas modalidades.


Es importante recordar que el cambio de dependencia de los hijos va a afectar no solamente los patrocinios de padres y abuelos sino que también va a afectar a los programas de Trabajadores Calificados, al de Experiencia Canadiense y en general a todos los programas migratorios del país. En este sentido, si en estos momentos usted está preparando su caso para presentarlo a Inmigración y tiene hijos mayores de 19 años, ingrese las solicitudes al Departamento de Inmigración lo más pronto posible.


Dado que obviamente habrá muchísimas personas que no van a calificar para patrocinar a sus padres, el Ministro de Inmigración dice que pueden traerlos con la súper visa, pero esto no es cierto, dado que para calificar para la super visa también se tiene que demostrar que se gana la misma cantidad de dinero que se tienen que demostrar para el patrocinio. Por lo tanto, no solamente se les está excluyendo del programa de patrocinio familiar sino que también están siendo excluidos de esta “maravillosa” súper visa.


Al final, parece más que claro que a partir del 1 de enero del próximo año solamente las personas que tengan posibilidades económicas van a poder reunificarse con sus familias tal y como lo requiere la Sección 3 del Acta de Inmigración, porque quienes no puedan llegar al monto de dinero requerido por Inmigración no van a poder patrocinar a sus padres y abuelos.


Por Vilma Filici

[email protected]


Inmigrando a Canadá

Vilma Filici

Vilma Filici, es una renombrada especialista con más de 30 años de experiencia en el rubro de Inmigración. A través de este blog, la asesora ofrecerá noticias y artículos de interés sobre este importante tema para nuestra comunidad. Puedes contactarte al correo [email protected]

Publicaciones recientes
Newsletter
Recibe Noticias de la Comunidad Hispana a tu correo electrónico
Quiero recibir: Resumen semanal Promociones para anunciantes
Montreal Hispano is part of the Hispano City™ Network.
Otras Webs en Hispano City CONTACT ADVERTISE
© Copyright 2018 Hispano City™. All rights reserved.