Automated Computer Translation

 

Pedro Díaz: "Lo mínimo que puedo hacer por Quebec es cantar en su propio idioma"

El cantante peruano conversó con Montreal Hispano antes de su concierto el 21 de abril, 2017

Publicado: 
17-04-2017Por Nuestra Redacción
Te gustó? Compartelo!

Nacido en Lima, Perú, Pedro Díaz siempre ha tenido un acercamiento con las artes musicales y teatrales. En su país natal, comenzó como actor y músico folclórico, así como intérprete de música en francés. En el 2002, consiguió su primer premio en el Concurso Nacional de la Canción Francófona. Posteriormente, emigró a Montreal para continuar su carrera musical. Su rango vocal y calidad para interpretar canciones lo colocaron como el cantante principal de la agrupación Color Violeta. Con la banda, grabó su primer CD de música sudamericana gracias a una donación de CALQ. 

El cantante, quien se presentará el próximo 21 de abril en Barros Luco Montreal (5201, rue Saint-Urbain), conversó con Montreal Hispano sobre sus orígenes y características musicales.

Montreal Hispano: ¿Como fueron tus inicios en la música?
Pedro Díaz: Empecé a cantar desde muy pequeño, luego aprendí a tocar guitarra, me interesé por la música clásica y por el folklore de mi país, con el tiempo mi interés se extendió a la canción y al folklore de otras culturas en otros idiomas. Nací y crecí en un ambiente en donde la cultura; la música, la danza y la tradición formaron parte de mi dia a dia. Ya en la adolescencia mis propias vivencias, el contacto con la naturaleza y mi búsqueda por respuestas a las interrogantes existenciales de la vida me llevaron a componer.
 
MH: ¿Qué músicos o bandas te inspiran?
PD: No son bandas, ni músicos las que me inspiran, me inspira más la gente, mi entorno, el pasado y duro y esperanzador presente en que vivimos. Me inspiro también de otras expresiones artísticas, de la pintura del teatro, de la danza, de lo que aprendo de las propuestas de otros artistas. Si hablamos de estilos musicales, me gusta la música de instrumentos acústicos que ejecutan armonías claras, con letras profundas o simples pero sinceras, canciones que saben tocar el corazón y la mente. Hay muchos compositores tanto en francés como en español, cuyas obras y dominio interpretativo me sirven de modelo, principalmente en lo clásico popular y en ¨La canción¨.
 
MH: ¿Qué mensajes quieres transmitir con tu música?
PD: Muchos mensajes. La música, como la palabra, es un lenguaje vivo que no sólo transmite emociones, sino historia, vivencias, propuestas y esperanza a un pueblo. Me gusta hablar de la vida en mis canciones y si de alguna manera puedo ayudar a crear conciencia sobre las cosas que vivimos, mejor aún.
 
MH: ¿En qué estás trabajando últimamente?
PD: Estoy trabajando en composiciones propias en francés y en español. Trabajando en mi segundo disco, que espero salga el próximo año en primavera. Y a la vez avanzando mi proyecto de folklore peruano, canciones traducidas y composiciones para folklore, siempre en los 2 idiomas.
 
MH: ¿Cuales son las tres canciones que más te gusta tocar?
PD: Pregunta imposible de contestar. Hay muchas canciones que me gusta tocar, pero depende del estado en que me encuentre y de lo que quiero compartir con el público en un momento específico. Esa es la razón por la que mi repertorio cambia constantemente.
Podría decirte que disfruto cantando mis nuevas canciones recién salidas del horno. También me encantan esas canciones del repertorio latinoamericano creadas en un contexto histórico difícil, ó aquellas que hablan de lo complicado de las relaciones humanas, puesto que parecieran que fueron creadas para hoy.
 
MH: ¿Cuales son los beneficios interpretar canciones en francés?
PD: Seguramente alguna vez has tenido la experiencia que un extranjero te hable fluidamente en español y te diga lo que piensa o lo que siente en tu lengua materna. Imaginate ahora que te cuente algo de su país o de la vida, y más aun que lo haga, pero cantándolo y sintiendo lo que interpreta. Ese el beneficio de interpretar canciones en francés y el desafío es llegar a hacerlo bien. Si las canciones no son traducidas, al menos, el hecho que el público tenga una idea general y/o un trocito de estrofa traducida es esencial. El público francófono me lo agradece muchísimo. Vivimos en Quebec y lo mínimo que podemos hacer para dirigirnos también a este lindo público es hablar en su propio idioma.