Automated Computer Translation

 

La soya: una planta milenaria de Asia para el mundo

Gracias a su contenido en fibra, mejora el tránsito intestinal

Te gustó? Compartelo!

En países asiáticos la soya o soja forma parte de la dieta de la población desde hace milenios. Ahora es cada vez más popular en el occidente y es tiempo de descubrir cómo sacarle partido y conocer las cualidades nutrimentales que la hacen digna de su buena fama.
La soya o soja, es una leguminosa rica en proteínas de excelente calidad. Además, incluye algunas vitaminas, minerales e isoflavonas que son sustancias con funciones protectoras que además actúan como estrógenos u hormonas femeninas.
Esta planta se ha empleado tradicionalmente para elaborar aceite o alimentos sustitutos de leche, quesos y carne. La soya es rica en grasas poliinsaturadas, como los ácidos grasos omega 3 y omega 6, necesarios para el correcto funcionamiento de nuestro metabolismo, la circulación sanguínea, el sistema inmunológico y el cerebro. Su contenido en fibra la hace una magnífica aliada para combatir o aliviar el estreñimiento, mejorando el tránsito intestinal.
 
Alimentos elaborados con soya:
 
  • El miso: Pasta que se obtiene por fermentación de la soja, en ocasiones combinada con arroz o cebada.
  • La salsa de soya o tamari: Líquido de color oscuro que se obtiene por fermentación de la soja con agua y sal durante un periodo que varía entre seis meses y cinco años. Se utiliza como condimento para sopas o para sazonar otros platos como por ejemplo el sushi. 
  • El tofu: es un sustituto del queso fresco obtenido de la leche de soya cuajada y escurrida mediante la coagulación con sales de calcio y magnesio y posterior prensado. 
  • El aceite de soya: Rico en ácidos grasos poliinsaturados (linoleico, oleico y linolénico). Es una importante fuente de lecitina. 
  • La leche de soya: Producto que queda al filtrar los granos de soya cocidos. Con ella se elaboran yogures, flanes y mousses. 
  • La harina de soya: Se obtiene moliendo el orujo de soya previa extracción del aceite. Contiene un 50% de proteínas por lo que suele emplearse para enriquecer proteicamente otras harinas de cereales. 
  • La lecitina de soya: Complejo de fosfolípidos obtenidos de la semilla de soya con beneficios medicinales.
  • El tempeh: Producto típico de Indonesia que se obtiene por fermentación de la soya a través del hongo Rhizopus oryzae. Es rico en proteínas, hierro y vitamina B12. 
  • Los brotes o germinados de soya: Provienen de la soya verde y contienen un buen nivel de vitamina C. Su biodisponibilidad de minerales (hierro principalmente), proteínas e hidratos de carbono es alta porque el proceso de hidratación al que es sometido genera un 95% de humedad.
Amigo lector, recuerda que en el equilibrio está la virtud. La soya es buen un alimento, pero cuídate de los excesos y enriquece tu dieta con productos variados dependiendo de la estación y el lugar donde vivimos. Consume cada uno de los alimentos con moderación y escucha a tu cuerpo. Te veo con gusto en mi próxima colaboración. Un abrazo y a disfrutar de las maravillas alimentarias que nos brinda la naturaleza. Tu amiga y especialista en nutrición, Carmen Serdán ([email protected]).
 
Consejos y comentarios de Carmen Serdán:
 
  1. Busca en los supermercados brotes de soya. Puedes comerlos como snack o colación o agregándolos a tus guisados, platillos o ensaladas.
  2. La carne y la soya son ambas ricas en proteínas, pero la carne tiene más grasas saturadas y la soya tiene más fibra, así que la soya es una buena opción para sustituir alimentos como la carne.
  3. La soya es una excelente opción para los vegetarianos que no consumen carne o leche.
  4. La soya o soja es buena para el control del colesterol en sangre.
  5. Ojo, la soya, resulta alérgica a ciertas personas. Si notas cambios negativos debido a tu consumo de soya, deja de consumirla de momento y coméntalo de inmediato a tu médico de familia.

Más de Nutrición al día

 

Our Media Partners