Automated Computer Translation

 

Emigrar a Canadá pasados los 40 años de edad

¿Es o no un limitante la edad de quien desea obtener la residencia canadiense?

Te gustó? Compartelo!

Foto: Kate Mangostar 
 
La semana pasada estuve en Colombia participando en una feria de “Inmigración a Canadá”, donde di con la sorpresa de que la gran mayoría de las personas interesadas en inmigrar a Canadá pasaban de los 40 años de edad; contrario a lo que vimos Vilma Filici y yo cuando estuvimos en México y aún contrario a lo que vimos en Colombia el año pasado cuando la gran mayoría de los interesados estaban en los 30 años de edad.
 
La pregunta que más nos hicieron durante la feria fue si podían obtener la residencia permanente pasando de los 40 años de edad.
 
Después de haber revisado un poco más de 4,000 perfiles durante el año y medio que lleva en funcionamiento el Express Entry nos es claro que después de los 40 -y aun después de los 45 que es cuando se pierden todos los puntos que confiere la edad bajo este sistema de procesamiento-, es posible obtener los suficientes puntos para ser seleccionado como residente permanente de Canadá.  
 
Definitivamente no es tan sencillo como lo es para una persona en los últimos años de la segunda década de vida ni tampoco para quienes están en la primera mitad de los 30, pero – como lo he dicho en repetidas ocasiones – con una estrategia clara de trabajo se pueden lograr los puntos suficientes.
 
Estas estrategias están basadas, como también lo he dicho en repetidos artículos, en conseguir una oferta de trabajo, mejorar el nivel de inglés o estudiar en Canadá y en algunos casos estudiar o trabajar en una provincia especifica de Canadá para obtener una nominación provincial.  
 
Vilma Filici en uno de sus más recientes artículos habló de Nova Scotia como la provincia a tener en cuenta e investigar cuando se trata de considerar la opción de obtener la residencia a través de una Nominación Provincial.  
 
Sobra relatar en este artículo las ventajas que ofrece Nova Scotia ya que pueden encontrarlas en el artículo de Vilma Filici: 
 
 
Lo que no sobra decir es que antes de descartar las provincias del Atlántico debido a la percepción de que son más frías, inhóspitas y demasiado rurales, vale la pena investigar un poco sus economías, clima, estilo y calidad de vida.  Quienes lo hagan se llevarán grandes y gratas sorpresas. Y quienes se “arriesguen” a salirse de la regla de buscar asentarse en Ontario, Alberta, Manitoba, Saskatchewan, Manitoba y British Columbia y convertirse en la excepción radicándose en Nova Scotia, New Brunswick, Prince Edward Island y New Foundland and Labrador van a descubrir un Canadá aún más acogedor que el que imaginaban.
 
Otra de las grandes sorpresas que me llevé en Colombia es el hecho de que hay una creencia generalizada de que Inmigrar por Quebec es más fácil que hacerlo a través de cualquier otro programa; y si bien es cierto que mi práctica profesional no incluye procesos a través de la provincia de Quebec, también es cierto que los años de experiencia en consultoría de Inmigración me han enseñado que no hay “programas más fáciles” que otros, hay simplemente perfiles que se ajustan más a ciertos programas.  Lamentablemente, al igual que la idea de que “Canadá está buscando gente para repoblar el país” la idea de Quebec se ha propagado de tal manera que antes de hacer cualquier tipo de evaluación de las posibilidades reales que tiene el interesado en obtener la residencia permanente en Canadá, este se embarca un proceso basado en lo que le oyó comentar a un amigo, para llevarse al final de varios de años de estudios de francés que no cumple con los requisitos de Quebec.
 
Igualmente fue una sorpresa oír muchos de los asistentes pedir información sobre Manitoba porque en una charla reciente en Colombia les comentaron que estudiar en Manitoba “garantizaba” la obtención de la residencia permanente en Canadá.  Si bien es cierto que Manitoba tiene un programa de Nominación interesante también es cierto que la cuota anual de esta provincia es solo de 5500 cupos de Nominación los cuales no son suficientes para el volumen de personas que recibe la provincia.  En el 2015, de acuerdo con estadísticas Canadá, Manitoba recibió casi 13,000 estudiantes internacionales, casi 6,000 portadores de permisos de trabajo bajo el International Experience Class y casi 1,000 trabajadores con permisos de trabajo autorizados bajo un LMIA, es decir más de 20,000 personas –en solo 3 programas- para un cupo de 5,500, lo que definitivamente demuestra que estudiar en Manitoba no “garantiza” la residencia.
 
Tal como les comenté a quienes asistieron a la feria, las posibilidades de obtener la residencia permanente en Canadá son muchas independientemente de la edad, de la ocupación y de los estudios que se tengan.  Pero no hay un “molde” que se pueda seguir, no hay fórmulas mágicas que permitan acelerar los procesos o reducir los requerimientos y no hay un modelo que se ajuste a todo el mundo.  Canadá recibe al año 305,000 nuevos residentes y la gran mayoría de ellos han alcanzado su estatus como resultado de un proceso estratégico consciente y no por casualidad.
 
¡Una grata sorpresa me lleve en la feria en Colombia! Vi perfiles muy interesantes para el Express Entry, muchos candidatos que en poco tiempo podrían alcanzar los puntajes sorteados en el Express Entry siguiendo una estrategia sencilla y un grupo interesante de empresarios que podrían obtener permisos de trabajo y eventualmente la residencia permanente en Canadá abriendo subsidiarias de sus empresas en Canadá.
 
Claudia Palacio., RCIC
ICCRC R 416911
 
*Claudia Palacio es Consultora de Inmigración Certificada y colaboradora de este semanario.  Pueden dirigir sus preguntas a [email protected]

Más de Inmigrando a Canadá

 

Our Media Partners