Automated Computer Translation

 

Puerto Morelos: un rincón por descubrir en la Península de Yucatán

La blogger Carolina Castillo nos cuenta sobre su travesía por el pueblo mexicano y los lugares que descubrió en su estadía

Te gustó? Compartelo!

Hola. ¿Qué tal?

Vengo llegando del viaje anual que realizo con mi escuela a México. Te cuento un poco sobre la aventura de viajar con 34 personas durante toda una semana.

Los niños de mi escuela tienen la oportunidad de viajar a la Riviera Maya cuando llegan al sexto grado. Desde maternal reciben clases de español así que, una vez llegados a  sexto grado, el viaje representa la culminación de la inmersión de la lengua y la cultura.

carocas1.jpg

Para este viaje combinamos actividades recreativas y muy conocidas y populares con actividades típicas de  éstos pueblos costeros. Nos gusta mostrar una dosis de realidad y cultura mexicana mezclada con el factor “wow” de la zona turística. Te voy a numerar algunas de las actividades que puedes hacer en familia o solo para pasar días inolvidables en este destino caribeño.

Nosotros siempre nos hospedamos en un pueblito que se llama Puerto Morelos. Utilizamos unos apartamentos llamados Arrecifes. Dividimos el grupo en 4 niños por cada adulto. Estos apartamentos tienen cocina y 2 habitaciones para estar muy cómodos y bien instalados. Las playas son muy lindas y nos quedan a dos minutos de nuestros apartamentos. Se puede caminar con mucha seguridad.

Restaurantes:

En Puerto Morelos todo queda en la plaza central. Tienes comida de todas partes: El restaurante argentino llamado El Gaucho, el restaurante italiano llamado “My Little Italy” y el restaurante internacional llamado “El Pirata”. Si quieres comer mexicano, cada esquina tiene un restaurante muy bueno con enchiladas, fajitas, quesadillas, etc.

Escuela de Cocina:

carocas2.jpg

Estando en Puerto Morelos, puedes visitar una escuela de cocina que se llama “Little Mexican Cooking School”. Situada en un bed and breakfast llamado “Casa Caribe”, la escuela consta de dos áreas para cocinar. 

Crococun:

Si lo tuyo es tocar reptiles  y enrollarte serpientes al cuello, tienes que visitar el mini zoológico llamado “Crococun”. En una hora y media, un guía te pasea entre guacamayas, cocodrilos, venados y hasta hormigas gigantes. Este lugar es ideal para los niños.

Cenotes:

carocas3.jpg

Si vas a la península de Yucatán, no puedes dejar de disfrutar de la experiencia del cenote. Son como unas enormes piscinas de agua dulce conectadas por túneles subterráneos. Deben  visitarse  bajo la supervisión y vigilancia de la gente de la zona. Usualmente hay tirolinas y trampolines con diferentes alturas para que tu experiencia sea más extrema. Todo el mundo debe llevar un salvavidas ya que nunca tocas el fondo de estos cenotes.

En este viaje descubrí  una zarigüeya mexicana llamada el Tlacuache. Es el único marsupial mexicano y al parecer existen muchos mitos y leyendas sobre ella. Las viejas generaciones dicen que el Tlacuache se lleva a los niños por la noche. Además por su aspecto poco agraciado, le pegan y maltratan a menudo. Actualmente, existen muchas campañas para proteger a esta especie.

Xcaret:

carocas4.jpg

Este parque es un santuario natural que combina actividades acuáticas con actividades culturales muy mexicanas. Tiene ríos subterráneos, playa, acuario, mariposario, aviario, expediciones de corales, contacto con tiburones, además de ricos restaurantes en cada esquina.

Para seguir leyendo, haz click aquí

Más de Arteando con Carolina

 

Our Media Partners