Automated Computer Translation

 

Meriendas de enamorados: Cuatro lugares para ir en Montreal por San Valentín

Con todas estas recomendaciones e ideas quedarás de lujo y sorprenderás en el Día del Amor

Te gustó? Compartelo!

El 14 de febrero se acerca y sé que para [email protected] representa un dolor de cabeza. Elegir que regalar, salir a cenar cuando todos los lugares están repletos, comprar algo que tal vez no le guste a tu pareja, pasar por poco original....Todo esto son situaciones comunes que se repiten cada año y llegan a ser un martirio.

Hoy te quiero proponer lugares donde  comer delicias que a cualquiera pueden gustar sin gastar millones en el intento. Te aviso con tiempo para que sorprendas y no te agarre el día de San Valentín comprando flores o las trilladas cajas de chocolates. ¿Qué te parece invitar a merendar?

1. Cacao70:

Como su nombre lo indica, es un lugar para comer y tomar el chocolate proveniente de diferentes partes de mundo. Puedes encontrar 3 restaurantes de esta franquicia en Montreal. Yo he visitado el Cacao 70 de  la calle Mont Royal y el de la calle Parc. Son dos estilos y decoraciones diferentes; sin embargo, el menú es exactamente igual.

El Cacao 70 de la calle Parc es amplio y tiene mesas muy cómodas. La decoración es a base de enormes lámparas amarillas y un papel tapiz muy simétrico y minimalista.

El Cacao 70 de Mont Royal es un poco más pequeño y está decorado con afiches vintage en colores pasteles.

Yo te recomiendo dos platos. El primero es un fondue de chocolate negro y blanco, servido con frutas, pedazos de brownies y wafles. El segundo se llama "black and white waffle". Consiste en una enorme wafle con helado por encima, crema pastelera servido con una taza con chocolates blanco y negro fundidos. Además viene con unas bolitas de cereales de chocolate.

Hay una carta especial para tomar chocolate caliente, espeso y único servido en enormes copas de vidrio. Puedes elegir el tipo de chocolate y el país de donde viene. Me dio mucha alegría ver un tazón con chocolate venezolano.  

2. Sophie Sucrée:

Este es un espacio pequeño, acogedor y muy vintage ubicado en la calle des Pins Este.

Se especializa en tortas personalizadas. Cuenta con un menú completo para veganos además de postres bajos en gluten e ingredientes 100% orgánicos.

Yo probé sus croissants rellenos de chocolate y sus "cupcakes" de almendras con una capa de crema blanca. Honestamente, fue todo un manjar!!

Puedes tomar un café o té, y sentarte en una de sus mesitas sacadas de cualquier peli de los años 50. Me parece un lugar romántico y austero. Ideal para una tarde para dos.

3. Zoé Dessert:

Si prefieres probar dulces al puro estilo asiático, este espacio muy bien cuidado te va a gustar. Está situado en el centro, en la calle Saint-Mathieu, muy  cerca de la calle Sherbrooke.

Aquí puedes tomar té y merendar a lo grande. Yo probé algo maravilloso que se llama el "egg waffle".  Es un waffle servido en un pequeño tazón enrollado y relleno del helado que desees.¡Se me hace agua la boca con tan sólo explicarlo!

También degusté la torta milhojas matcha la cual me pareció ligera y muy gustosa. También cuentan en el menú, con tés de burbujas y leche, tan de moda en estos días.

Este lugar me recordó a una pastelería japonesa llamada Uncle Tetsu's Japanese ángel cafe de la cual te hablé el verano pasado en mi entrada: Toronto una ciudad muy alternativa.

Para seguir leyendo: http://arteandoconcarolina.blogspot.ca/2017/02/meriendas-de-enamorados.html#more

 

 

Más de Arteando con Carolina

 

Our Media Partners